Claves para realizar una compra segura

El comercio electrónico nos abre la puerta a un mundo de posibilidades que antes eran inimaginables: comprar desde la comodidad de tu hogar, tener a tu disponibilidad productos de cualquier parte del mundo y no tener limitaciones de horario, son algunos de los beneficios que trae consigo esta modalidad de comercio electrónico.

Sin embargo, a su vez viene con un nivel de responsabilidad mayor tanto por parte de la empresa que ofrece su producto, como de la persona que lo adquiere. Es común que los usuarios presenten sus dudas frente al comercio electrónico, pues para nadie es un secreto que los delincuentes informáticos son bastante creativos al momento de poner en marcha sus estafas.

También te puede interesar: “Delitos informáticos, características principales”

Es por esto, que para hoy traemos algunos consejos que debemos tener en cuenta para minimizar el riesgo a la hora de hacer compras seguras por internet.

  1. Conectarse a una red de Wifi segura –> Sabemos que no hay nada que nos emocione más que entrar a un lugar que cuente con una red de Wifi abierta. Todos hemos estado en esa posición. Sin embargo, cuando hablamos de realizar transacciones bancarias o compras en línea, esta no es nuestra mejor opción. Lo cierto es que estas redes pueden ser poco seguras y la información transmitida a través de esta conexión puede ser capturada, fácilmente, por hackers o personas mal intencionadas. Por esto, el primer requisito que debemos tener en cuenta cuando vayamos a realizar una compra en línea es estar conectados a una red segura.
  1. Analizar la veracidad del sitio web –> Antes de realizar alguna compra en una tienda virtual, debemos cerciorarnos de que en el sitio web se encuentre toda la información sobre la tienda: si tiene tienda física, que esté la dirección; si tiene redes sociales, que estén activas; además, que cuente con un contacto al que nos podamos comunicar en caso de que se presente alguna novedad con nuestra compra. En este punto, lo más importante es ponerle un poco de sentido común a la información que encontremos y estar alerta ante cualquier irregularidad.
  2. Ver que cuente con medios de pago seguros –> Hoy en día existen varios medios de pago que puedes utilizar para realizar una compra por internet. Una creencia falsa que tienen muchas personas es que solo puedes comprar online si cuentas con una tarjeta de crédito; esto no es del todo cierto. Poco a poco, las tiendas virtuales están diversificando cada vez más sus medios de pago para, así, llegarle a un público más amplio. Entre las formas de pago que encontramos están: crédito, PSE (débito), pago contra entrega, efectivo (con alianzas de entidades de pago), entre otros. Aquí, es importante tener conocimiento de cómo la tienda gestiona nuestros datos personales y bancarios, leer los términos y condiciones, para así tener tranquilidad en el momento de realizar la compra.
  3. Conocer las garantías y derechos como comprador online –> Como clientes debemos tener clara la legislación que nos acoge cuando estamos comprando en línea, conocer el tiempo de garantía de los productos y de respuesta ante novedades por devoluciones o problemas en la entrega. Entre más segura y seria sea la tienda virtual, más claro comunicarán este tema a sus clientes.
  4. Revisar periódicamente los movimientos de la tarjeta de crédito –> Tras hacer compras en línea, debemos revisar que en los extractos de la tarjeta de crédito reconozcamos todos los cargos; si alguno resulta sospechoso, debemos ponernos en contacto con nuestro banco inmediatamente, para solucionar el tema cuanto antes.

No olvidemos que el autocuidado juega un papel fundamental al momento de realizar compras en línea. Debemos estar atentos y poner en práctica estos consejos que te ayudarán a minimizar el riesgo a la hora de comprar.

Compartir este post